Respiro familiar. Yoga.

La habitación 728 de la planta de onco-hematología pediátrica es de lo más versatil. Cada semana la convertimos en el espacio idóneo para las actividades que realicemos. Ayer martes, sin ir más lejos, se convirtió en un estudio de yoga para estas dos mamás que quisieron participar en el taller de yoga impartido por Ester.

Ester les preguntó por sus dolencias a nivel físico y les hizo una personalizada en la que estirar, relajar, fortalecer y en definitiva, conectar con su cuerpo y con ellas mismas y cuidarse. ¡Que se lo merecen mucho!

Seguimos trabajando para cuidar a los que cuidan.

Un abrazo.

 

El equipo de Aúpa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *